En vista de que la mayoría de las comunicaciones se realizan a través de web es pertinente tener en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora de escribir un texto para que sea leído en Internet.
 
De acuerdo con Jakob Nielsen en su documento títulado ‘Long Vs. Short Articles as Content Strategy’, http://www.useit.com/alertbox/content-strategy.htm, de noviembre 12 de 2007, refiere que los artículos pueden considerarse largos o cortos de acuerdo con lo siguiente:
 
- Artículos cortos: 600 palabras. Su lectura toma 3 minutos, asumiendo que el lector ve 200 palabras por minuto.
- Artículos largos: 1.000 palabras. Su lectura toma 5 minutos, también asumiendo 200 palabras por minuto.
 

Existe un modelo muy reconocido a la hora de escribir en Internet que es conocido como la ‘Pirámide Invertida’ que consiste en comenzar el texto con la información más importante y después ir entregando  el resto de la información en orden decreciente de importancia. Por ejemplo: si queremos informar al resto de la comunidad sobre lo sucedido en la reunión de ICANN, podremos comenzar por las conclusiones para luego ir contando los detalles y lo acaecido durante la misma. Totalmente contrario a como se hace en un documento jurídico que termina con las conclusiones

Por lo tanto es importante que al redactar haga que las dos primeras palabras o el primer tercio del párrafo sean portadores de información. Este principio es extensivo a los intertítulos que separan bloques temáticos, ítems dentro de una enumeración, pie de fotos, sumarios y enlaces de hipertexto.

Volver al menú